Senda Cadiz Senderismo

Vaya al Contenido
senderos > Jerez de la Frontera
Casas del Quejigal

10 Kms. ida y vuelta /  2 h. 43 m.
Grado de dificultad: Bajo
Sendero de los Montes de Propios de Jerez (Paraje Natural de titularidad municipal), gestionado por Emensa (empresa municipal).

Oficina en Jerez: 956 14 96 75
Oficina de los Montes: 956 23 14 24


INICIO DEL SENDERO

CARTEL INFORMATIVO
INICIO DEL SENDERO

Situada en el extremo sureste de la finca de La Janda, en esta ruta vamos a salvar un desnivel de 350 metros, en su totalidad por pistas forestales con una pendiente cómoda.

A lo largo del recorrido vamos a tener la oportunidad de conocer y disfrutar de los diferentes ecosistemas presentes en Los Montes de Propio de Jerez. Sobre suelos ácidos asentados sobre las areniscas del aljibe y suelos de "bujeo", más arcillosos y pesados, se crean los diversos biotipos, que modelados por la mano del hombre, conforman los diferentes paisajes. Pasaremos por el más extenso de estos sistemas, El Monte, con quejigales en las zonas de umbria, y alcornocales y acebuchales en el resto; y por las cumbres, en las que el bosque por las inclemencias del tiempo y la pobreza de sus suelos, deja paso a herrizas y pinares de repoblación. En las zonas bajas nos encontramos con Las Vegas, con suelos fértiles, donde se asientan las dehesas y pastizales. Pero sin duda, el ecosistema estrella de los montes y del Parque Natural son Los Canutos, con una vegetación única, los bosques de laurasilva relictos del terciario, que se muestran exuberantes en los barrancos horadaros por el agua.

No menos interesante es la fauna que con suerte vamos a poder contemplar durante el camino. Especies cinegéticas como el ciervo o el corzo, junto a otros mamiferos, se pueden ver sorprendidas por nuestra presencia. Surcando el cielo podemos disfrutar de rapaces, como el buitre leonado y el águila culebrera, y los sonidos del bosque delatarán la presencia de picapinos, arrendajos, cárabos y aves insectivoras diversa.

La presencia de fuentes a lo largo del recorrido, como las del Majadal del Arca, Madroño y del Quejigo seco, junto al Manantial de Casas del Quejigal nos muestran la importancia de este elemento para la vida en el monte. En casas del Quejigal, gracias a la presencia de diversas infraestructuras (fuente, hornos y ruinas diversas) vamos a poder interpretar y descubrir las formas de vida de las personas que habitaban el monte no hace tanto tiempo.





Regreso al contenido